El Pajarero

La cacería de animales silvestres como gallitos, setilleros, jilgueros, venados, tepezcuintes, iguanas, entre otros, es un delito. La Ley de Conservación de Vida Silvestre N.7317 establece pena de prisión de hasta 3 años y multas de hasta 30 salarios base a los infractores.  El trasiego, venta, compra, ofrecimiento, regalo o trueque de animales silvestres, son delitos también sancionados por la ley.